ARTE HUMANO EN LA RIBERA DEL CEA

 

 

EN LA MONTAÑA

La Cabecera del Cea está compuesta por 27 pueblos distribuidos entre los municipios de Prioro, Valderrueda y Prado de la Guzpeña, aunque sólo 9 de éstos se encuentran en la misma Ribera.

Apuntes históricos. Esta zona fue en época prerromana (500 a.C.) territorio de Astures y Cántabros, pueblos ganaderos de origen celta, venidos del norte de Europa, que nos han legado sus Castros siempre situados en lugares elevados, como los de Robledo de la Guzpeña, Morgovejo o Prioro.

Bajo la dominación romana (s. I a.C.- s. V d.C.) se trazó la Calzada Romana del Pando o Vía del Cea, que unía la zona baja del Río con la montaña y que, desde Puente Almuhey, atravesaba el Puerto del Pando para enlazar con otra vía romana en Pedrosa del Rey. A esta época pertenece la ubicación de los Puentes de "Villaescusa", entre el Desfiladero de Las Conjas y Morgovejo, de Puente Almuhey y, quizá, del de "Las Conjas".

"Puente de Villaescusa", de origen romano.

Ni visigodos ni musulmanes se instalan en estas tierras y es bajo la dominación de los reinos cristianos (s. IX), de Asturias primero y luego de León, cuando se erigen los actuales pueblos. En esta época aparece el Románico, "estilo arquitectónico que dominó en Europa durante los ss. XI, XII y parte del XIII, caracterizado por el empleo de arcos de medio punto, bóvedas de cañón, columnas exentas...", representado en la "Iglesia de San Martín de Valdetuéjar" y la "Ermita de las Angustias", en Puente Almuhey.

Cuatro edificios importantes. Entre los ss. XV-XVIII se construye la "Fortaleza-Palacio de Prado" en Renedo de Valdetuéjar, de la que aún quedan restos y cuya fachada principal se encuentra presidiendo la fachada del "Hospital de NªSª de la Regla" en León.

Del s. XVII es el "Santuario de la Virgen de la Velilla", situado en la Mata de Monteagudo y declarado en 1982 "Monumento Histórico Artístico" de carácter nacional.

"Santuario de la Virgen de la Velilla"

Finalmente, en Morgovejo hay dos importantes edificios del s. XIX, que han dejado de utilizarse para el fin para el que fueron construidos: su Balneario, único en el Cea, situado río arriba de la villa, y su afamada Preceptoría, en la que se enseñó latín y humanidades, hoy vivienda. En todas las construcciones realizadas en la Montaña del Cea se utiliza la piedra, que es la materia prima que aquí ofrece la naturaleza.

HórreosLos Hórreos.

Las gentes montañesas practicaban en el pasado el autoconsumo, guardando el grano y otros alimentos en los tradicionales Hórreos, ya citados en la época de los romanos. Aún encontramos alguna de estas construcciones en los pueblos de la Cabecera del Cea, con cubierta a 4 aguas, como los asturianos.

Para moler el grano hubo varios Molinos de agua, hasta 13 en Prioro en el s. XVIII, que aprovechaban el agua de los arroyos en tiempos de crecida y de los que quedan dos, uno en Tejerina y otro en Prioro, rehabilitados en el s. XXI, pero que ya no realizan la función para la que fueron construídos.

Molino a la entrada de Tejerina, recién restaurado.

La Trashumancia. Los pueblos de la Cabecera del Cea son conocidos por sus pastores trashumantes, de reconocido prestigio sobre todo en Tejerina y Prioro. Tan antigua como la ganadería misma, la trashumancia consiste en realizar largos desplazamientos con el ganado con el fin de aprovechar los pastos de la montaña, en verano, y las dehesas del sur peninsular, en invierno. Esta actividad cobra importancia a partir de la constitución en 1273 del "Honrado Concejo de la Mesta", que la dota de una red de caminos, las Cañadas, y la protege con una serie de leyes. El Concejo pervive hasta 1836 y cuenta con una etapa de plenitud, entre los ss. XVXVIII, durante la cual la trashumancia con ovejas de raza merina y la venta de su lana en el mercado europeo fueron el motor económico del país. Con la depreciación del valor de la lana, la actividad trashumante fue disminuyendo, y hoy ha desaparecido. Los legados que nos han llegado son el saber popular, que toca al visitante descubrir, y el trazado de la "Cañada Real Leonesa Oriental", que viene de la Cuenca del Esla (de Riaño) por el "El Pando", desciende a Prioro, cruza el Cea, sube a "Las Lomas" (antiguo descansadero de ganado), desciende de nuevo al Río a la altura de la "Ermita de Sta. Mª de Vega" (Valderrueda), cruza hacia Soto y luego por Cegoñal se dirige hacia Valcuende, camino de Palencia. Asimismo, existe otro camino utilizado por los rebaños trashumantes, el "Cordel de Corcos a Peñacorada", que deja la compañía de la Cañada Oriental en "Las Lomas", baja al Valle del Tuéjar, transita por las faldas de Peñacorada, desciende a El Valle de las Casas, de aquí a Corcos, El Burgo Ranero y Mayorga, villa dónde el Cordel se une a la Cañada Real Leonesa Occidental para cruzar el Cea, camino del sur.

Las ovejas trashumantes recorrían cientos de Km.

La minería. Durante el s. XX la extracción de carbón fue el motor económico de la Cabecera del Cea, donde encontramos abundantes bocaminas en Prado, Cerezal, Taranilla, Cegoñal, La Sota, Valderrueda o Soto. La minería fue apoyada a partir de 1894 con la construcción del ferrocarril "El Hullero", que unía (y une) las zonas de extracción con Altos Hornos de Vizcaya. Hoy en día sólo se extrae carbón en Caminayo.

La Muria, en Puente Almuhey.La Lucha leonesa. Tipo de lucha en la que se combate hombre a hombre, agarrándose del cinturón del rival, sin soltarse, con el objetivo de derribarlo. La Cabecera del Cea ha dado afamados luchadores, como "El Che", de Prioro, que fue coronado campeón de Europa en un torneo celebrado en Escocia en el participaron luchadores de toda Europa. En el verano de 2000 hubo Corros (campeonatos) en Prioro, Taranilla y Renedo.

La Muria. En Puente Almuhey encontramos una curiosa "piedra": se trata de la "Muria", situada en el punto de confluencia de los antiguos municipios de Valderrueda, Renedo y La Vega. Tiene en la cara superior 4 rebajes circulares, para colocar la jarra y los 3 vasos de los representantes municipales.