ARTE HUMANO EN LA RIBERA DEL CEA

 

 

EN LA ZONA DE TRANSICIÓN

Bajo el nombre de Zona de transición entendemos la parte media de la Ribera comprendida entre la Montaña y la Meseta, donde se encuentran 31 pueblos pertenecientes a los municipios de Cebanico, Almanza, Villamartín de Don Sancho, Villaselán, Cea, Villamol y Calzada del Coto, de los que 16 están junto al Río.

Apuntes históricos. En época prerromana fue esta zona de los Vacceos, pueblo celta que limitaba al norte con Astures y Cántabros y se extendía hacia el sur por Tierra de Campos. A esta época (500 a.C.) pertenece la ubicación de sus Castros como los que hubo en Castromudarra, Castroañe y Cea.

Iglesia de Coastroañe, en el lugar del del castro vacceo.

Del periodo de dominación romana (s. I a.C.-V d.C.) nos llega el trazado de la "Calzada Romana del Pando" o "Vía del Cea", que discurre paralela al Río por su margen derecha, uniendo la meseta y la montaña. Por la parte baja de esta Zona de Transición, entre Sahagún y Calzada del Coto, transita la "Calzada de los Peregrinos", trazada sobre una Calzada Romana.

Castillo de CeaTras los reinos Visigodos y las escaramuzas de los Musulmanes, el Reino cristiano de León se consolida en las tierras medias del Cea, hacia el s. IX. De esta época medieval son los restos de la muralla del Castillo de Cea, los que encontramos en la villa de Almanza, así como los de la cerca de Villamartín de Don Sancho.

En este periodo se funda el "Monasterio de Sahagún", uno de los más poderosos de la península, que poseía gran parte de las tierras del Cea. También se fundan la mayor parte de los pueblos y el "Monasterio de Sta. Mª La Real de Trianos", en Villamol, cuyos restos reposan en una finca privada y que fue, durante siglos, centro renombrado de trabajo, oración y ciencia.

El antiguo Monasterio de Sta. La Real de Trianos.

Es la época del arte Románico, que tiene su mejor exponente en esta zona en la "Iglesia de San Félix de Cea" de Saelices del Río, del s. XII.

Iglesia de San Félix de cea, en Saelices del Río

Posteriormente aparece el estilo Mudéjar, "estilo arquitectónico que floreció desde el s. XIII al XVI, caracterizado por la conservación de elementos del arte cristiano y el empleo de la ornamentación árabe", del cual son características las Torres-vigía o Torres-Fortaleza que se levantan sobre los pueblos dominando el horizonte, como en Villaselán, Villamol o Villapeceñil. Las casas de esta zona del Cea son, en su mayoría de adobe y tapial (barro con paja secado al sol), que en algunos pueblos es de color rojizo, que se vuelve amarillo según nos dirigimos hacia el sur.

Puentes y Molinos. En esta zona de transición existen numerosos Molinos de agua, pero sólo algunos siguen preparados para moler, como los de La Vega de Almanza, La Riba, Villaverde de Arcayos y Villamartín de Don Sancho. Asimismo, hay otros que mantienen la estructura, que no la función, como los de "Los Pandines" (en Almanza), Cea, Trianos y Codornillos.

Existen por otra parte varios Puentes sobre el Río Cea, siendo los más emblemáticos los medievales de Almanza y Cea, de posible origen romano, y el "Puente de Hierro" de Codornillos, levantado en el s. XIX para el paso del tren que realiza el "Camino de Santiago".

Molino de la vega de Almanza

Lo que pudo ser y no fue... En el año 1850, Pascual Madoz escribe, en su "Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de ultramar", acerca de la importancia del camino que cruza esta parte de la Ribera del Cea, uniendo la Montaña y la Costa asturiana con las estepas cerealistas. El texto, literal, dice así: "...cual lenta es toda conducción que se verifica en caballerías, comparada con la que podría hacerse por medio de carros: la necesidad de dar mejor impulso al trabajo por esta parte, fue sin duda la causa principal de que se propusiera, hace ya muchos años, construir por la misma una carretera; mas la fatalidad, ó tal vez el egoísmo, hizo que el poniente del principado, viendo que abriéndose esta carretera iba á disminuirse el tránsito de la que hay desde Gijón y Oviedo á León, se opusiese y entorpeciera la marcha del expediente instruido al efecto...", y sigue más allá: "...si a esta carretera se la diese un pronto y fuerte impulso, este país seria uno de los mas ricos por la facilidad con que se daría salida á sus efectos, y se proveería de los que le hicieren falta, debiendo tenerse presente que en el estado en que se encuentra hoy el camino desde esta pobl. (Almanza) á Ribadesella, se ocupan tres jornadas, cuando abierta aquella solo una seria bastante."

Tras la emigración en los años 50’ y 60’ de gran parte de las gentes de la Ribera del Cea, llega en los 70’ la democracia y aumenta el nivel de vida medio aunque queda aún mucho por hacer, como reza la escultura que encontramos en Villamol, realizada porJoaquín Ruiz Carrera.

"Monumento al Regador desconocido", de Joaquín Ruíz.